Recuento de primer año del MLM.

El 18 de enero de 2013 se cumple un año desde aquel jueves en que un grupo de poco más de veinte personas se sentaron a comer una deliciosa arrachera y planear sobre estrategias posibles para la difusión de ideas de la libertad y la implementación de un orden libertario en México. Bajo el cobijo de un lindo restaurante al sur de la ciudad y de la Fundación Friedrich Naumann para la libertad, en aquella mesa se sembró la semilla que daría vida al Movimiento Libertario de México. Su construcción ha sido esfuerzo de muchas personas que hemos trabajado duro por dotar a los libertarios de una voz dentro de la opinión pública y que ponga el libertarismo en el mapa político mexicano (sin que esto signifique ser un partido político). Por esa línea nos hemos conducido a través de las redes sociales, pero trascendiendo de ellas como ustedes podrán notar en las fotografías que hemos compartido a través de twitter y facebook.

Recuerdo aquel día con mucho gusto: tras terminar mi trabajo escolar sobre el fortalecimiento del presidencialismo en México por las ideas de Keynes, corrí a ducharme, me vestí a gran velocidad y me dispuse a emprender la gran travesía que tenía por delante, de Tlalnepantla a San Ángel hay varios kilómetros de distancia que parecen ser miles en esta ciudad enloquecida por el tráfico. Dos horas después entraba yo al restaurante y tenía ante mí rostros que aunque desconocidos, pensar que le pertenecían a libertarios, me parecían más amigables que muchos otros que había visto antes. Valieron la pena los kilómetros y salí convencido de que podríamos conseguir mucho si trabajábamos juntos. Pasaron meses y juntas que fueron dando forma a lo que es el Movimiento hoy, vi a miembros irse, miembros llegar y a izquierdistas y derechistas lanzarnos los adjetivos más graciosos que jamás se me habían añadido. Fue hasta junio que el mundo se enteró de nuestra existencia a través de nuestro primer evento público, a “Café libertad” siguieron muchos más eventos que me fueron curando los nervios a enfrentarse a espectadores críticos.

Pasé mi cumpleaños escuchando a Fernando Arteaga y Rodolfo Sosa Cordero hablar sobre “Teoría del dinero y el crédito de Ludwig Von Mises”, me emocioné viendo a Esteban Gonzalez defender al individuo en la televisión, pasé horas dentro de un automóvil para conocer a nuestros miembros en Guadalajara, estuve cuatro horas con José Torra dentro de un avión viendo la niebla sobre el AICM haciéndonos llegar tarde a nuestra participación en el simposio “libertad y desarrollo” de la Universidad de Guanajuato, sufrí pidiendo los pagos de los asistentes a la cena con María Blanco, me divertí con los comentarios de una señora bienintencionada pero con conclusiones falsas en la presentación de “El fin de la educación pública”, he invertido muchas hora en cruzar la ciudad para asistir a nuestras juntas periódicas y muchas más en grabar el podcast que lanzamos cada domingo a las diez de la noche. Todo esto me produce una enorme felicidad y he gozado cada momento.

El MLM es un gran esfuerzo que cuesta el trabajo de muchas personas a las que quiero agradecer de forma muy especial: primero, a Víctor Hugo Becerra, director del proyecto México de la Fundación Friedrich Naumann para la libertad y quien con su ayuda ha contribuido de manera innumerable con nosotros. A Bertha Pantoja de Caminos de la libertad, que colabora con nosotros organizando eventos. A nuestro secretario Hugo González, comprometido libertario detrás de muchos esfuerzos del MLM. A Esteban Gonzalez, con su habilidad para conseguir espacios y donaciones, su labor como creador de contenidos, de difusor de ideas libertarias y del trabajo de nuestro movimiento. A José Torra, productor del podcast y gran apoyo en los quehaceres libertarios. A Eric Araujo, conductor del podcast y defensor de las ideas libertarias. A Melody Celaya, tesorera honesta y eficiente. A Víctor Volcán, quien consigue espacios para el MLM. A nuestros diseñadores Pedro, Laya, George e Irene. Y a todos quienes colaboraron con nuestros eventos: Ricardo Manuel Rojas, Maria Blanco, Sergio Sarmiento, Santos Mercado y por supuesto, a todos quienes asistieron. La lista es inmensa y mis teclas quedarían destruidas si los escribiera; sin embargo, gracias a todos quienes han colaborado con nuestra causa, siguiéndonos en las redes sociales y hablando de libertarismo con sus conocidos.

En este año debemos llegar mucho más lejos y necesitamos de tu colaboración para hacerlo. Hemos visto el surgimiento de muchas amenazas de la libertad que buscan secuestrar al país en el que vivimos. Únete y acompáñanos en la lucha contra ellas, forma parte de la historia futura del Movimiento Libertario de México.  Hay muchas formas de colaborar.

Please follow and like us:

Ángel Corro

Ex-comunista, futuro filósofo, miembro fundador del Movimiento Libertario de México, coordinador de redes sociales en el MLM, activista individualista por los derechos de las minorías LGBT. Rothbardeano con gusto por Ayn Rand.

1 Respuesta

  1. Felicitaciones desde Argentina!! Una de las tantas razones por la que se inició hace más de 200 años el movimiento independentista americano, fué la indignante y arbitraria desición de España de tener que tributar el 30% de los bienes que se producían por entonces. Han transcurrido, como dije, más de 200 años sólo para notar que hoy la presión tributaria, ya no de España sino del Estado, supera el 50% de lo que producimos como individuos. Es hora de preparar un grito libertador. Es hora de juntar el aliento para decir “Basta!” a este atropello. Y cuando leo artículos como estos es cuando mas ganas tengo de gritar “VIVA MEXICO, CABRONES!!!”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial