Parquimetros en la Nápoles: ¿dando y dando?

Hace unos momentos regresaba a mi hogar en la Colonia Nápoles cuando vi pasar un contigente de colonos manifestandose en contra de la instalación de parquimetros. En condiciones normales me hubiera unido, ya que en cierta medida simpatizo con su demanda. En otra entrada expliqué por qué considero que el debate de los parquímetros está muy lejos de dejar algo productivo. Pero en esta ocasión es un fenómeno que afecta mi comunidad y patrimonio; sin embargo, una infección en la garganta me impidió comunicar a mis vecinos una idea muy importante. Sobre todo me quedé con las ganas de hacerlo cuando escuché una consigna común en el debate sobre lo parquímetros: LA CALLE NO SE VENDE.

Cómo explico en el otro post, una verdadera solución al problema de la escasez de estacionamiento que respete los derechos de los ciudadanos debe pasar por lo derechos de propiedad y un mercado del espacio vial. Hay que vender la calle. Los invito a debatir esa idea, pero no aquí. Esta es una breve entrada para transmitir una idea que invita a mis conciudadanos que se tomaron el tiempo para salir a marchar esta tarde para ver la cosa de otro modo.

La idea es sencilla: independientemente de si la calle se debería vender o no, el punto en cuestión es que ésta pertenece al gobierno, siempre le ha pertenecido, y como en muchos otros casos terminará por imponer su voluntad a la fuerza (de hecho por eso sería una buena idea establecer derechos de propiedad privados sobre ella). La invitación: ¿por qué no plantear el debate en sus términos?, es decir, veamos esto como una negociación

Esto parecería contradictorio a la entrada que rechaza la instalación de parquímetros en concesión gubernamental. Pero les habla mi parte moderada, no la que va hasta la conclusión lógica de sus argumentos (noten que todo está entre comillas):

1.- “Las calles son de todos, administradas por el gobierno”,

2.- “De hecho todo el territorio nos pertenece a todos y es administrado por el gobierno”,

3.- Como ejemplo podemos ver que los “propietarios” de los hogares y comercios que conectan dichas calles deben pagar un impuesto al gobierno,

4.- El valor del impuesto predial está relacionado con el valor de mercado de valores unitarios del suelo, construcciones adheridas a él, instalaciones especiales, elementos accesorios u obras complementaria,

5.- “El gobierno brinda en compensación distintos bienes y servicios a los ciudadanos”.

Al instalar los parquímetros el gobierno deja de brindar un servicio (lugar para estacionar un vehículo) por el cual nos cobra impuestos. Además nuestra propiedad valdrá menos, ya que el estacionamiento sin costo deja de ser una posibilidad. Por si fuera poco cualquier intento del individuo por recuperar el status quo de la propiedad (cómo instalar un elevador de estacionamiento) se reflejaría en un aumento del impuesto predial. El peso específico de ambos efectos no importa, lo que quiero mostrar es que están quitando sin dar. El presupuesto participativo es una ilusión que nos hace pensar que en realidad no nos están quitando nada, pero construir ciclo-vías dónde no se necesitan o disminuir aún más la oferta de estacionamiento con jardineras en las esquinas no sería quedar a mano.

Vecinos, en vez de intentar detener la fuerza del Estado saquemos algo. Pidamos que a una reducción de lo que ofrece el gobierno a cambio de los impuestos, y al patrimonio de los colonos, haya una reducción de lo que nos quita el gobierno. Consigamos una reducción de impuestos, el predial sería una buena opción dado que afecta específicamente a los ciudadanos afectados por la acción de gobierno ya que se calcula por zonas. Dando y dando, o, quitando y quitando mejor dicho.No se en que quedó aquella propuesta de cobrar un impuesto especial para el alumbrado público, pero el argumento sería más o menos el mismo. Menos gobierno pero en serio, no las concesiones que tendemos a confundir con un Estado abriendo paso a la industria privada y que los vecinos confunden como una transacción de mercado.

Habiendo hecho el argumento moderado, cuentan conmigo para toda acción que busque impedir por completo su instalación en cuanto mi salud mejore. No porque crea que lo vayamos a lograr, sino porque es lo correcto. Esta es una mera alternativa que propongo como una segunda opción ante un escenario poco favorable.

@menosgobierno

Esteban

Minarquista de Mercado. Politólogo e Internacionalista por el CIDE, Ma. en Economía Política por King´s College London. Moderado entre los radicales y radical entre los moderados. Interés en filosofía moral y política, historia de las ideas, y análisis institucional. Yo también estuve allí cuando nació el MLM. @menosgobierno

También te podría gustar...

4 Respuestas

  1. Tienes toda la razon de que la calle le pertenece al gobierno. Al gobierno poco le importa lo que se recauda con los parquimetros. Entonces porque lo hace? Porque los vecinos mismos lo demandan. La mayoria de los espacios de estacionamiento de la calle en las colonias donde hay mucho comercio y oficinas, estos NO son ocupados por los residentes sino oficinistas que trabajan en esa zonas. Viene temprano, estacionan su coche y lo dejan todo el dia sin que les cueste nada, robando ese espacio para el transito y clientes de los comercios. Yo tengo un comercio en la del valle y creeme es un verdadero problema. Espero que pronto la delegacion Benito Juarez tome dominio y actue energicamente para acabar con este problema. Si tu vas a comer en la col Roma, ahora no es tan dificil encontrar un espacio para estacionarse como antes, gracias a los parquimetros que instalaron.

    • Esteban dice:

      Te recomiendo leer el otro post (http://www.libertarios.info/parquimetros-tan-cerca-y-tan-lejos/)para que comprendas mejor lo que quiero decir. Comparto tu preocupación por un servicio escaso como el estacionamiento, pero los parquímetros no son una solución justa. Vaya, podríamos instaurar un sistema que desvaneciera los autos que se estacionen por más de una hora, y se generaría muchísima oferta de estacionamiento. Si eso es una solución óptima o justa es otra cosa.

      Además es compicado decir que los vecinos lo demandan cuando siempre que el gobierno comienza su instalación hay manifestaciones de vecinos en su contra. Es el problema del colectivismo metodológico y de hablar en nombre de entidades abstractas. Lo mismo te podría decir que los vecinos lo rechazan. En lo personal te puedo decir que observé individuos marchar por las calles de mi colonia en oposición a su intalación.

      Saludos y gracias por comentar!

  2. Si por mi fuera (“si fuera presidente” jaja ) eliminaria por completo el estacionarse en lugares publicos ya que creo que la naturaleza fundamental de este espacio es el del transitar y unicamente para transitar, y a su vez eliminaria por completo todas las regulaciones y controles de precio que existen para estacionamientos en terrenos privados.. Pero por mientras, el gobierno tiene que tomar control de estos espacios y poner parquimetros. Los vecinos que se manifiestan por lo general son unos cuantos pocos afectados que tienen establecido su espacio para estacionarse en frente de su casa (y se pueden hacer excepciones particulares en estos casos), pero en colonias como la Napoles esto estos son casos raros porque la mayoria de las calles estan ocupadas por edificios departamentales o de oficinas y comercios. En estos casos realmente nadie tiene un derecho implicito para estacionarse en la calle, y el gobierno de la ciudad si debe de controlar su uso.

  3. ELEUTERIO HERNANDEZ dice:

    Me parece que ambas posturas tienen razones válidas, pero hay un problema de fondo que no creo que se resuelva con las soluciones que expresan. Lo que padecemos en este país y en otros también, no solo son los problemas con los estacionamientos, los coches y los parquimetros, es un gran desequilibrio por casi todas partes en todo el país que ya desde hace décadas viene socavando, deteriorando y destruyendo a todas las instituciones, cualquiera de ellas que quieran nombrar verán que ha sufrido y está sufriendo ataques que no cesarán sino hasta su destrucción total. El más patente, evidente y a la vista y que hasta el más ciego lo ve es el caso del gobierno, que hemos dejado que se convierta en el tutor de todos los aspectos de nuestras vidas sin que se lo hayamos pedido, ha usurpado el puesto de mandante cuando la realidad es que sólo es mandatario, nos hemos ido con el canto de las sirenas al creerle a más de un farsante disfrazado de político preocupado por nuestro bienestar como ciudadanos y ahora tenemos a verdaderos criminales pretendiendo hacernos creer de que todo lo que hacen es por nuestro bien, haciéndonos creer que ellos saben mejor que nosotros mismos lo que nos conviene, ya tenemos gobierno y políticos hasta en la sopa, ya nos impone más restricciones, más leyes para prohibir esto más o aquello más, no hay reforma fiscal que no se reduzca a simplemente cobrarnos más y más impuestos, el sistema normativo y legal del país está hecho y diseñado a modo para que el gobierno y los políticos siempre ganen, y los ciudadanos que trabajamos y pagamos cada vez más caros impuestos siempre perdamos. Por otro lado el tamaño del gobierno ya es inmensamente grande y monstruoso, ningún ciudadano puede pretender hacer algo porque a cada paso que de se encontrará con gobierno por todas partes, que no hace más que estorbarnos y robarnos lo que por derecho natural nos corresponde. Lo peor es que nos ha convencido de que seguimos siendo menores de edad y que lo necesitamos para que nos tutele y nos conceda permisos graciosos hasta para ir al baño, nos ha convertido en verdaderos genuflexos, lamebotas y huelepedos de una camarilla de criminales que cada día se muestran más y más cínicos sin que al parecer les importe ni tantito la sociedad que los mantiene y que le paga impuestos hasta para que nos roben. Al parecer no hemos aprendido gran cosa de nuestra historia, al paso que vamos no falta mucho para que otra vez en este país tengamos que pagar impuestos hasta por tener ventanas. ¿Qué tiene que pasar para que el pueblo despierte y se de cuenta de la gran esclavitud de que está siendo objeto?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial