Eduardo Galeano y el arrepentimiento

También podría interesarle...

6 Respuestas

  1. Santos Mercado dice:

    Muy buen artículo. Felicidades!

  2. Santos Mercado dice:

    Contradeciría o contradiría?
    Adjurar o abjurar? Rogar encarecidamente o retractarse públicamente. Creo que quisiste decir la segunda.

  3. Tomas Cruz dice:

    Ideas a la altura de la redacción desastrosa y con faltas de ortografía.
    “Contradeciría” no existe, igual que tampoco existe “deciría”, se dice “contradiría”; “adjurar” significa conjurar, dar juramento o comprometer a alguien mediante un juramento para alguna finalidad, y probablemente querías decir “abjurar” (retractarse).

  4. Raúl dice:

    Vaya que ustedes no se cansan de vivir en un mundo de fantasía; Galeano nunca se arrepintió por su ideología, que haya comentado que su primer libro fue quizá muy idealista no cambia nada. Galeano, ya siendo mayor, estuvo con los zapatistas en Chiapas y en sus últimos años dio todo su apoyo a personajes como Chávez. No sé qué fuente haya usado el que escribió esto para decir que Galeano se arrepintió en pleno lecho de muerte porque una luz lo iluminó y descubrió la auténtica verdad de la libre empresa capitalista. Quienes deberían pedir una disculpa por “infectar” a los jóvenes con su fanatismo son ustedes.

  5. ELEUTERIO HERNANDEZ dice:

    Mira Raúl: Por lo que dices demuestras tanto tu falta de pragmatismo como una supina ignorancia de las leyes económicas. Una cosa es que en latinoamérica la mayoría de los gobernantes han sido y siguen siendo los principales ladrones de sus propios pueblos y hasta vende patrias y narcotraficantes, por supuesto, y aprovechan el viaje junto con extranjeros del primer mundo para darse el contubernio de saquearnos y robarnos de múltiples maneras. Lo que a muchos les cuesta entender es que esa riqueza que nos roban y todo lo que nos saquean no lo produjo la divina providencia ni se creó por generación espontanea, la realidad es que toda esa riqueza que se llevan de nuestros países fue y ha sido creada por empresas, y no debemos adoptar una postura reduccionista pretendiendo que los empresarios son sólo los que tienen inmensas empresas que generan multimillonarias utilidades, porque también es empresario hasta la “Maria” que pone un puesto de pepitas para vender en la esquina de la calle o cualquier ciudadano que sólo tiene tiene un puesto de tacos al pastor en la banqueta y que nos vende esos tacos para que comamos tú y yo y cualquiera que quiera y de eso vive, y casualmente los pequeños empresarios son los más robados y saqueados, pero no por el capitalismo ni por la libre empresa, sino por sus propios gobernantes corruptos y vende patrias. Y a pesar de los pésimos gobiernos que tradicionalmente latinoamérica ha tenido y sigue teniendo sigue habiendo empresarios. Y para terminar te puedo decir que el único sector de las sociedades occidentales que produce la riqueza de la que viven tales sociedades son precisamente las tan satanizadas empresas y la iniciativa privada, porque ni los gobiernos, ni los sindicatos, ni las instituciones caritativas ni las sociedades no gubernamentales ni todo ese grupo que sólo consumen la riqueza son capaces ni siquiera de producir un plato de arroz para que coma su sociedad, y si no lo crees sólo basta que te asomes por cuba, venezuela o la extinta unión soviética en la que ganaba lo mismo el que trabajaba que el que no lo hacía. ¿Tampoco has viajado, verdad?

  1. 2015/04/14

    […] Publicado originalmente en el portal del Movimiento Libertario de México […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.