Hoy no Circula, Propiedad y Administración Pública

Sobre el Hoy no Circula, la Propiedad y la Administración Pública

Omar R. León

Largo tiempo hemos sido bombardeados por las hordas de pseudo-intelectuales que cada que un evento deportivo inunda las mentes de la población se ponen a declamar que el gobierno aprovecha la distracción para hacer reformas. Sin embargo, no han sido dichas reformas con el fin de “privatizar el petróleo” (qué bueno sería que el ineficiente monopolio de PEMEX tuviera competencia) que tanto espantan a los izquierdistas. Con el cambio de reglamentaciones al programa “Hoy no Circula” que ha propuesto y aprobado recientemente el gobierno capitalino, así como el del Estado de México pareciera que es verdad que los momentos de distracción son buenos para legislar. Y aunque las protestas se han hecho ver ya, hay parte de la población que aún no está enterada, y que sigue en las disquisiciones sobre el “Eeeh puto” en el Mundial.

En la Gaceta Oficial del Distrito Federal ha quedado patente ya que la nueva legislación se aplicará a partir del 1 de julio. Los vehículos ahora contarán con un nuevo engomado, en el cual, los que tengan menos de ocho años podrán circular sin limitación; los autos cuya antigüedad esté en el rango de 9 a 15 años no circularán un día a la semana, y dos sábados al mes; y aquellos que superen los quince años dejarán de circular un día a la semana y todos los sábados; así como los foráneos un día entre semana y los sábados; los híbridos y eléctricos quedan exentos. Se espera aumentar de 272 000 vehículos fuera de circulación a 560 000 al día, con una presunta reducción de 141 000 toneladas de precursores de ozono, y 23 toneladas de partículas finas involucradas con el carbono negro[1].

En respuesta a la arbitraria medida, los automovilistas, convocados desde redes sociales, se han lanzado a las calles. Alrededor del mediodía cerca de 280 conductores circulaban por Paseo de la Reforma en protesta, ya que aseguran que se afecta a quienes no pueden adquirir un automóvil reciente[2]. El contingente marchó desde sus automóviles desde el Ángel de la Independencia con intención de llegar al Zócalo, se detuvo en el hemiciclo a Juárez, donde estacionaron sus automóviles hasta en triple fila, y crearon caos vehicular desde Balderas al Eje Central. Se reportan tres carros en el corralón, y cero detenidos. También hay casos de enfrentamiento directo policial[3].

Con el pretexto de la reducción de gases de efecto invernadero los gobernantes han encontrado una forma de extender su poder por encima de la propiedad ajena. Bien podemos recordar las palabras de Thomas J. DiLorenzo: “Un ecologista es un socialista totalitario cuyo objetivo real es revivir el socialismo y la planificación económica centralizada bajo el subterfugio de “salvar al planeta” del capitalismo. Es “verde” en el exterior, pero rojo en el interior y por tanto se le califica apropiadamente como una “sandía”.”[4]. No es que la planificación económica haya desaparecido con la Unión Soviética, sino que ha tomado otros revestimientos. El totalitarismo, el camino de servidumbre del que hablaba Hayek ya ha cambiado su discurso. Y es que, pese a que en 2012 había 134% más vehículos que en 1990, hoy la calidad del aire ha mejorado[5].

La reforma parece estar dirigida a crear una ciudad elitista donde solo aquellos con la capacidad adquisitiva suficiente tengan el poder de circular libremente, ignorando por completo a quienes trabajan en sábado y a duras penas subsisten. Y sin embargo, el Leviatán (eso sí, de izquierda y para los pobres) pide sus recaudaciones fiscales a través de absurdas regulaciones por posesión de automóviles y recibe el importe sin chistar. Y las carreteras, en manos de la ineficiente administración pública no han hecho sino empeorar cada vez más. Cayendo nuevamente en las falacias del intervencionismo, se espera que la medida aumente la compra de automóviles para “incentivar la economía”. Sin embargo, no cualquiera tiene la capacidad de comprar un auto último modelo o eléctrico, y en muchos casos queda recurrir al crédito, un campo tan minado por la baja artificial de los tipos de interés, que si se satura puede conducirnos inexorablemente a la crisis.

Los automovilistas también sufren del pago de una gasolina cara y de mala calidad. Sin embargo, no tienen la posibilidad de abastecerse en otro lugar que no sea PEMEX. Es decir, existe un monopolio público, que tiene el poder de decidir el precio de las gasolinas (que además están subsidiadas), y no hay quien pueda bajar estos precios, aunque el petróleo “sea de todos los mejicanos”. Este mito ha sido difundido desde la educación básica y ha quedado en el imaginario colectivo, a un punto tal, que si uno propone la privatización y liberalización del servicio no hace sino quedar mal. El Leviatán no soltará el petróleo, pues le proporciona suficiente holgura para despilfarrar en gasto público, antes qué mejor que la ciudadanía “defienda el petróleo” para mantenerlo en sus manos.

Pareciera además que las medidas tomadas pretenden orillar a que más personas utilicen el transporte público. Sin embargo, con un servicio de RTP que ha reducido sus unidades por mantenerlas en la línea 12, la propia línea 12 cerrada, el metro a reventar a muchas horas, el servicio de microbús lento, incómodo y riesgoso en algunas zonas, así como la monopolización que ejerce el Metrobús hacen que esta idea sea poco viable. ¿Quién es el gobierno capitalino para imponer sus ideales de forma central a los individuos?

Es ahora nuestro deber como ciudadanos exigir el libre uso de nuestras propiedades, así como el de defender el derecho de cualquier persona a poseer y explotar pozos petroleros. Sólo de esta manera lograremos una libertad completa, sin los intervencionismos que la izquierda quiere imponernos. Si la solución viene de tomar las calles, las tomaremos, pero antes debemos tomar en cuenta otros métodos.

[1] cfr. Aldaz, P., y Aguilera, M. (19 de julio de 2014). Aprietan Edomex y DF Hoy no circula. El Universal. Consultado el 21 de Julio de 2014, de: http://www.eluniversal.com.mx/ciudad-metropoli/2014/aprietan-edomex-y-df-hoy-no-circula-1017970.html

[2] cfr. Ruiz, F., y Rodríguez, A. (21 de julio de 2014). Inconformes por el Hoy No Circula marchan por Reforma. El Universal. Consultado el 21 de Julio de 2014, de: http://www.eluniversal.com.mx/ciudad-metropoli/2014/inconformes-por-el-hoy-no-circula-marchan-por-reforma-1018481.html

[3] cfr. Notimex. (21 de julio de 2014). Al corralón, 3 autos de caravana contra Hoy No Circula. El Universal. Consultado el 21 de Julio de 2014, de: http://www.eluniversal.com.mx/ciudad-metropoli/2014/al-corralon-tres-autos-de-caravana-contra-hoy-no-circula-1018515.html

[4] Dilorenzo, T. J. (13 de Agosto de 2012). La cumbre de las sandías. Instituto Mises Hispano. Consultado el 21 de Julio de 2014, de: http://www.miseshispano.org/2012/08/la-cumbre-de-las-sandias/

[5] Secretaría de Ambiente del Distrito Federal.

Please follow and like us:

Omar R. León

Egresado de sociología, UNAM-FCPyS. Liberal clásico y comprometido con la teoría de los sistemas sociales. También me gusta el heavy metal.

Podría también gustarte...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial